Telf.: +34 93 274 40 75

E-mail: info@monlau-competicion.com

EN/ES

Se gradúa la novena promoción de ingenieros especializados en Motorsport de Monlau Repsol

Hace más de 20 años que Monlau Repsol Technical School forma con éxito técnicos especialistas en competición. Y desde el 2010, cada curso prepara a un grupo selecto de ingenieros para formar parte de la élite del motorsport, a través de su prestigioso Máster en Ingeniería de Competición. Los últimos 30 alumnos recibieron el diploma acreditativo durante la emotiva ceremonia de graduación celebrada en Barcelona que alcanzó su momento culminante con la entrega de las becas Repsol.

Durante los últimos nueve meses, los estudiantes del Máster han recibido una intensa formación con más de 350 horas lectivas en las instalaciones de Montcada i Reixac (Barcelona) así como las jornadas de prácticas en circuito. Al margen de los test específicos de sus proyectos de final de curso, los ingenieros también han podido completar sus estudios en los numerosos campeonatos de motociclismo y automovilismo en los que la escuela participa cada temporada.

La innovadora fórmula de combinar teoría y práctica en estos estudios de postgrado, junto con la gran labor realizada por un acreditado claustro de profesores de Monlau Repsol, resulta un verdadero éxito. Así lo demuestra que cada día sean más los ingenieros que, tras cursar este Máster, hayan convertido en profesión su pasión por el motorsport, tanto en dos como en cuatro ruedas.

Brillantes proyectos de auto y moto
Los miembros de cada promoción se dividen cada año en dos grupos para llevar a cabo sendos proyectos de final de curso, uno de automovilismo y otro de motociclismo, que cuentan con el apoyo de Repsol. Después de muchas horas de dedicación tanto en el aula como en el circuito, la ceremonia de graduación se convirtió en el marco ideal para explicar todos los detalles de sus trabajos, así como sus resultados.

Este año, el proyecto de automovilismo consistió en optimizar la refrigeración de los frenos de un CUPRA de competición. Todo un desafío que obligó a los estudiantes a rediseñar varias piezas para mejorar paragolpes, ducto y la conexión con disco y pastillas. La práctica final tuvo lugar en el Circuit de Barcelona – Catalunya y movilizó un centenar de personas, entre alumnos del Máster, de Mecánica de Competición, técnicos, profesores y pilotos. Los ingenieros se encargaron de controlar aspectos como cronometraje, consumos y estado de la pista, así como de la adquisición de datos y de la comunicación con los pilotos para conocer sus sensaciones y extraer conclusiones muy positivas.

En cuanto al proyecto de moto, los alumnos afrontaron el difícil reto de continuar con la evolución de la Moto3 fabricada por sus antecesores de otras ediciones y que, año tras año, ha sido mejorada por los estudiantes, llegando incluso a debutar en el FIM CEV Repsol. En esta ocasión, el trabajo consistió en diseñar y supervisar todo el proceso de fabricación de las piezas que afectan a dos áreas: ‘intake’ o conducto de aire y carenado. Con estas novedades se perseguía, por un lado, corregir el pico de presión en el llenado del airbox y, por otro, mejorar la ergonomía para facilitar el pilotaje. Durante la práctica final en el trazado de Calafat (Tarragona), los ingenieros constataron el notable salto cualitativo conseguido gracias a las innovaciones introducidas.

Para todos ellos fue un orgullo exponer sus proyectos en el transcurso de la ceremonia de graduación del Máster en Ingeniería de Competición de Monlau Repsol Technical School delante de familiares y amigos, así como del claustro de profesores y todo el staff técnico de la escuela.

Durante el emotivo acto, Iban Ventura, director general del Grupo Monlau, lanzó un sincero consejo a los estudiantes: “Este sector evoluciona a una velocidad vertiginosa y hay que actualizarse constantemente. Vosotros ya tenéis los conocimientos y la pasión, pero debéis añadir valores como la capacidad de sacrificio, la humildad y la actitud para trabajar en equipo”.

Jaime Serrano, director general de Monlau Repsol Technical School, felicitó a los ingenieros y subrayó que “esta novena promoción es la mejor de todas, no solo por los resultados académicos, sino por la actitud. Los proyectos han sido un gran éxito, tanto el de automovilismo como el de motociclismo”. Y recordó que “el claustro de profesores es el verdadero motor de este Máster”.

Adrià Castilla, ex alumno del Máster y actual responsable de proyectos, remarcó que “ha sido una promoción muy buena, de las mejores de la historia y los proyectos han sido un éxito, porque han superado con creces los objetivos marcados. Este Máster representa una llave para abrir muchas puertas en el mundo del motorsport, gracias a que los profesores están en activo y el día a día te permite estar en contacto con profesionales de este sector”.

Becas Repsol
Uno de los momentos más esperados de la ceremonia de graduación del Máster fue la entrega de las becas Repsol a los cuatro mejores expedientes académicos. Estas ayudas premian tanto el talento como el esfuerzo de los estudiantes a lo largo del curso. Bárbara Bertrand, gerente de patrocinios de Repsol, fue la encargada de entregarlas y felicitar a los elegidos: “Para Repsol es un orgullo formar parte de este proyecto y becar el liderazgo, el talento, el esfuerzo y los perfiles más destacables de cada promoción. Formamos una alianza muy natural con Monlau porque creemos que la formación es crítica, así como el desarrollo de nuevos profesionales y, por supuesto, el apoyo al deporte base. La escuela se basa en unos valores comunes con Repsol, como el trabajo en equipo, la cultura del esfuerzo y el talento”.

Los cuatro mejores expedientes fueron Xavier Vicedo, Alberto Díaz, Carlos García y Evelio Mataix, el número uno de la promoción 2018. Evelio, procedente de Alicante, declaró que “tuve la suerte de asistir a una práctica de Moto3 del Mundial y ver cómo es el mundo real del motorsport. Mi vida siempre han sido las motos y este es el único Máster que te permite conocer desde dentro el funcionamiento de un equipo de élite. Gracias a la ayuda de Repsol podemos cursar este Máster y estar más cerca de cumplir nuestro sueño profesional”.

El navarro Carlos García, segundo de la promoción, valoró muy positivamente su paso por Monlau Repsol Technical School: “Durante el curso he aprendido a trabajar en equipo y estoy muy contento porque, al margen de participar en el proyecto de coches, también he aprendido mucho sobre motos. Los profesores son grandes profesionales en activo y sus vivencias resultan de gran valor para nuestra formación. Recomiendo este Máster porque representa una gran puerta al mundo del motorsport, tanto en conocimientos como en contactos. Yo mismo hice prácticas en un equipo del Mundial de rallys y espero dedicarme a ello”.

Destacar también que este año los 30 alumnos del Máster han llegado de diferentes provincias españolas y de cinco países (Uruguay, Francia, México, Colombia y Argentina), lo que confirma la trascendencia de estos cursos de postgrado más allá de nuestras fronteras. La próxima promoción del Máster en Ingeniería de Competición arrancará en febrero y será muy especial, al tratarse de la décima. Se trata pues de una de las formaciones más sólidas en el mundo del Motorsport a nivel estatal y europeo

Volver