Telf.: +34 93 274 40 75

E-mail: info@monlau-competicion.com

EN/ES

Los futuros ingenieros de competición de Monlau Repsol desarrollan un nuevo airbox para una Moto4

Los integrantes de la décima promoción del Máster en Ingeniería de Competición de Monlau Repsol Technical School han podido constatar la buena marcha de su proyecto de motociclismo, durante un test en el circuito de Calafat. Los futuros ingenieros de motorsport han compartido una intensa jornada con los pilotos del School Team para probar el nuevo airbox en la Moto4 que presentarán el día de su graduación.

Los alumnos del Máster presencial de Monlau Repsol, responsables del proyecto final de motociclismo, llevan meses de dedicación y simulaciones en clase. Su objetivo es desarrollar un prototipo de airbox (frontal del carenado de una motocicleta) que permita optimizar las prestaciones de una Moto4 de competición.

Una tarea compleja y de mucho trabajo donde los estudiantes han invertido muchas horas en el diseño, la elección de los materiales y la fabricación de las nuevas piezas que, tras un meticuloso proceso, han podido llevar a la pista por primera vez. Para comprobar su funcionamiento, los alumnos se han dividido en varios grupos con la principal misión de recopilar datos, tanto del nuevo airbox como de la versión standard, en diferentes condiciones. Toda la información obtenida durante las casi 6 horas de sesión en pista será analizada para avanzar en este proyecto conjunto con BeOn, de cara a conseguir el mejor producto final posible para su modelo de la Moto4. Este vínculo de Monlau Repsol con la industria del motorsport permite que los alumnos dispongan de información actualizada y tener la oportunidad de aportar sus conocimientos de ingeniería para la optimización de productos que están en uso.

El coordinador del Máster, Adrià Castilla valoraba positivamente la jornada: “Los alumnos han tenido la oportunidad de probar su diseño y acoplarlo a la motocicleta, a base de imaginación e ingeniería. Los resultados son bastante satisfactorios porque se han conseguido mejores valores de presión, pero todavía deben mejorar antes de conseguir la versión definitiva, después de analizar la gran cantidad de datos recopilados”.

Los estudiantes han convertido el trazado de Calafat en aula por un día, para comprobar el fruto de su trabajo y detectar los puntos a mejorar, asesorados por técnicos y profesores del centro barcelonés. Además, han contado con la ayuda de los jóvenes pilotos del School Pol Solà, Brian Uriarte y Ángel Piqueras, que esta temporada participan con gran éxito en el Campeonato de España Cetelem de Superbike.

Para Jordi Pardo, alumno del Máster en Ingeniería de Competición de Monlau Repsol, el resultado fue muy positivo: “La práctica nos ha servido de gran utilidad porque hemos tenido que realizar varias adaptaciones para instalar el nuevo airbox en la moto y detectar lo que debemos mejorar del primer prototipo. Este test permite trabajar sobre el terreno en condiciones reales y bajo presión, por lo que representa una magnífica experiencia en nuestra formación”.

Su compañera Fayma Palmero apuntaba que “apenas tenía experiencia en circuitos y he podido comprobar que estos tests son muy intensos. Después de tanto trabajo previo, es una satisfacción ver la moto en pista con nuestras modificaciones propuestas. Vamos por buen camino, aunque todavía nos queda mucho trabajo para adaptar el airbox a la reglamentación”.

El proyecto de motociclismo del Máster en Ingeniería de Competición de Monlau Repsol vivirá una decisiva práctica de final de curso dentro de un mes, poco antes ya de la emotiva ceremonia de graduación. Se acerca la hora de la verdad en la que desvelarán el diseño definitivo del nuevo airbox y verificarán los resultados de su exhaustivo trabajo.

Volver